Confidencialidad y Privacidad

 

Su privacidad es una parte importante de la experiencia terapéutica confidencial.

 

La ley y la ética profesional protegen la relación entre un cliente y un terapeuta y la información no puede revelarse sin su consentimiento específico y permiso por escrito.

 

La ley estatal de Texas establece ciertas excepciones a esta confidencialidad.

Los terapeutas están obligados por ley a informar a las autoridades competentes en las siguientes situaciones:

  • Sospecha de abuso infantil o abuso de adultos o ancianos dependientes

  • Un cliente amenaza con lesiones corporales graves a otra persona

  • Un cliente corre el riesgo de causar serios daños físicos a sí mismo